Identifica lo que ya no usas y obtén más espacio

Identifica lo que ya no usas y obtén más espacio

¿Sabías que vivir en una casa desordenada provoca estrés?. Nuestro espacio en casa es el lugar más importante en nuestra vida y la de nuestra familia, está vinculado con nuestra salud física y mental por lo que debemos mantenerlo ordenado y limpio. En este artículo encontrarás la mejor forma de conseguirlo identificando todo lo que ya no usas y deshaciéndote de esas cosas, dejando solamente aquellos muebles, aquellos objetos, aquellas decoraciones que aporten utilidad a nuestro día a día.

Haz una lista de todo y encontrarás lo que ya no usas

Al final del día queremos llegar a descansar en casa debemos tener un espacio ordenado para poder hacerlo, como dice el título podemos deshacernos de todo aquello que no usamos y nos quita espacio u ordenarlos de una manera que nos permita ahorrar espacio y nos brinde un mejor aspecto de nuestro hogar.

Muchas veces, por no decir siempre, compramos objetos solo por el simple hecho de tenerlos; que después, si nos fijamos bien, usamos solo un par de veces, luego lo guardamos y nos olvidamos de que alguna vez lo compramos.

Las amas de casa son las que más realizan este tipo de compras apresuradas y luego tienen la cocina, la sala, y hasta los cuartos llenos de objetos guardados, ocupando mucho espacio generando incomodidad y estrés por el desorden.

Para poder deshacerte de lo que ya no usas empieza por realizar, a groso modo, una inspección de lo que tienes en todo el hogar u oficina, haz una especie de inventario y así podrás identificar todo lo que tienes y lo que puedes donar o tirar.

Justamente al momento de hacer esto, lo más recomendable es ir realizando una lista, así podremos tener plasmado lo que tenemos y en el proceso podemos ir decidiendo lo que podemos dejar, y aquello que no necesitamos simplemente lo tachamos.

Con la realización de esta lista, tenemos la opción de hasta clasificar todos nuestros muebles. Por experiencia recomendamos hacer una división de por lo menos cuatro tipos de clasificaciones. Por ejemplo: útiles, viejos, estropeadas, productivos.

  • Útiles:

Aquellos artefactos y muebles que siempre usamos y que no tenemos en el olvido por allí guardados, éstos son los que debemos separar del resto porque son los que de verdad van a quedar en nuestro espacio.

  • Viejos:

Aquí podemos incluir aquellos objetos que nos son de utilidad, pero ya no tienen la misma utilidad de cuando las compramos, es decir tenemos que realizar una actualización, una renovación o en dado caso deshacernos de ellas.

  • Estropeadas:

Como lo dice, aquí encasillaremos aquellos objetos y muebles que nos ocupan espacio por el simple hecho de guardarlos, que no nos da absolutamente ningún beneficio porque ya no pueden ser usadas. Aquí también podemos encasillar esas cosas que no tenemos ni idea de porque poseemos.

  • Productivos:

Aquí podemos clasificar las pertenencias a las que les podemos sacar provecho, estos que nosotros no usamos a menudo, o que por el contrario no le damos ningún tipo de uso pero, aun así, si son muy útiles. Que quiero decir con esto, que los podemos vender, o cambiar, o en el último de los casos, usarlo de repuesto para otro que usemos mucho más.

Lo más recomendable es ir realizando una lista, así podremos tener plasmado lo que tenemos y en el proceso podemos ir decidiendo lo que podemos dejar.
Lo más recomendable es ir realizando una lista, así podremos tener plasmado lo que tenemos y en el proceso podemos ir decidiendo lo que podemos dejar.

¿Qué hacer con esta lista?

Esta lista nos permite a gran escala tener un gran ahorro de tiempo ya que no tenemos que revisar y volver a revisar, nos da un control y así nos permite decidir con más precisión y no tener que volver a revisar todo lo que ya revisamos en primera instancia; por otro lado, nos da la opción de planificar como podemos reorganizar nuestras pertenencias optimizando el ahorro de espacio, y diseñando de una manera que nos permita tener en apariencia tener más espacio.

Ahora bien, pensando en nuestra lista y en la forma en que pudimos haberla clasificado es el siguiente paso a nuestra solución para deshacernos de lo que verdaderamente nos está quitando espacio que podremos darle utilidad de cualquier otra manera, nos podemos organizar así:

  1. Lo que nos parezca útil lo dejamos al último, lo tenemos guardado y lo acomodamos donde mejor nos complazca y favorezca al final de la organización y luego de todo lo que vayamos a realizar.
  2. Lo viejo tenemos que estudiar si realmente lo necesitamos. Porque en caso de no necesitarlo lo podemos simplemente tirar o lo damos como regalo a quien lo quiera, con esto no hay mucho que podamos hacer. También podemos verificar si alguno de estos muebles o productos nos sirven para reparar otro o se le puede hacer modificaciones y dejarlo como nuevo. Esto último si contamos con el tiempo y el dinero que esto implicaría.
  3. Con las cosas dañadas o inservibles, no hay mucho que podamos realizar. O lo echamos a la basura o lo desarmamos para verificar si podemos usarlo de repuesto.
  4. Esta recomendación te va a llamar mucho la atención, aparte de generar mucho más espacio en tu lugar, te va a generar un ingreso extra al momento de despojarte de aquello que no tiene utilidad:

 Venta de garaje

La venta de garaje, este es un método infalible para salir de todas esas cosas que ya no queremos en nuestras pertenencias, al realizar una venta de garaje, nos estamos librando de todo lo que nos estorba además de estar generando ingresos para nuestro propio beneficio.

Si la venta de garaje funciona perfectamente lograremos tener un sinfín de ventajas en nuestro camino de ahorro de espacio.

En este caso, para realizar una venta de garaje exitosa, tenemos que tener unos puntos bien claros:

  • Tenemos que hacerle publicidad, correr la voz con los vecinos, etc.
  • Saber en qué precio podemos ofertar lo que queremos vender. Tienes que hacer un estudio de campo y verificar esto, tomando en cuenta que al ser cosas usadas, o que ya llevan tiempo guardadas, su precio es más accesible.
  1. Existen casos en que luego de hacer una reorganización de todo lo que tenemos, y de todo los que nos despojamos, nos queda mucho espacio disponible, con este podemos ejecutar una renta de espacio y así generamos ingresos, o por el contrario, si aún no disponemos de tanto espacio y necesitamos mucho más, no nos queda de otra que buscar una renta de espacio.

 

Luego de hacer una reorganización de todo lo que tenemos y de lo que nos despojamos, nos queda mucho espacio disponible y podemos ejecutar una renta de espacio y así generamos ingresos.
Luego de hacer una reorganización de todo lo que tenemos y de lo que nos despojamos, nos queda mucho espacio disponible y podemos ejecutar una renta de espacio y así generamos ingresos.

Contador de comentarios