Pequeña guía para tu primera mudanza.

Pequeña guía para tu primera mudanza

Existe una variedad de situaciones en las que es muy necesario el realizar un ahorro, y más cuando hablamos de realizar una mudanza; sin embargo, una de las más comunes, estresantes y anticipadas, es el mudarte de casa de tus papás por primera vez. Nadie quiere estar con la cartera vacía al sexto mes de vivir en forma independiente, y tener que tomar la decisión de regresar a la casa de sus papás; por esto, es importante que tomes las mejores decisiones y que te prepares de la manera correcta para realizar tu primera mudanza. La probabilidad de tener éxito será mayor si organizas de forma realista tus gastos, tus formas de ahorro y si deberás modificar tu estilo de vida para realizar todo lo anterior, muchas veces hasta tus hábitos alimenticios podrían verse afectados por esto. Aquí encontrarás una pequeña guía para realizar tu primera mudanza con éxito!

Primera mudanza: Renta de forma inteligente

Te recomiendo que no aceptes rentar el primer departamento que veas, aunque sea de tu agrado, sólo por tratar deface hacer la mudanza de forma rápida. Tómate un tiempo para investigar un poco, visita varias opciones y toma en cuenta otras situaciones importantes, además del pago de la renta, analiza cómo y dónde te mudarás para que tu primera mudanza sea exitosa.

-Existen anuncios en periódicos, revistas en internet llamados inmobiliarios, éstos te ayudarán a que tengas un mayor conocimiento de los variantes en precios de rentas en tu área, y también te darán una guía sobre cómo se fluctúan, dependiendo el área de ubicación.

-Sé sincero con el presupuesto máximo que tengas para el alquiler, y así solo deberás concentrarte en los departamentos que coincidan con dicha cantidad, por lo tanto, no correrás el riesgo de enamorarte de un departamento que quizá no puedas pagar, o que podría afectar de forma grave tu economía.

-Es importante que tomes en cuenta factores además del dinero. Por ejemplo, la ubicación; si el alquiler es $50 más elevado al mes que el otro, pero se encuentra ubicado en la ruta del camión hacia tu trabajo, es muy posible  que sea tu mejor opción, ya que te generará un ahorro en transporte mensual.

Es importante que tomes en cuenta factores además del dinero. Por ejemplo, la ubicación; si el alquiler es $50 más elevado al mes que el otro, pero se encuentra ubicado en la ruta del camión hacia tu trabajo
Es importante que tomes en cuenta factores además del dinero. Por ejemplo, la ubicación; si el alquiler es $50 más elevado al mes que el otro, pero se encuentra ubicado en la ruta del camión hacia tu trabajo.

Ahorra espacio y lleva sólo lo necesario

Muchas veces y por necesidad, los departamentos a los que nos mudamos, son más pequeños que el  anterior, es por eso que vale la pena que sólo lleves los muebles y suministros básicos a tu primer departamento.

Haz una venta de garage, dona, o desecha todo lo que no ocupas, piensa en los objetos que no necesitarás (mínimo por ahora), y toma en cuenta la renta de bodegas. Así, podrás recuperarlos en un futuro o si llegaras  a necesitarlos, pero no ocuparán lugar en tu nuevo hogar, y tampoco te generarán gastos elevados de servicio de fletes, ya que algunos de estos almacenes, cuentan con paquetes de mudanza.

-Hablando de artículos que tal vez necesites y aún no cuentes con ellos (platos, muebles o ropa para la cama), te recomiendo que acudas a tiendas de artículos usados o ventas de garaje, o tal vez, otra opción sería pedir prestados algunos artículos a tu familia o amigos. No es forzoso que tu primer departamento sea lujoso o perfecto. Ésta, al ser tu primera vez viviendo solo, no será arruinada al no contar con un sillón o una vajilla de lujo.

Contrata un servicio de flete o mudanzas profesionales

Es mucho más sencillo permitir a los profesionales el traslado de todas tus pertenencias a tu departamento nuevo; solo que, esto te generará un gasto. Los llamados “Fleteros” de las localidades, podrían cobrarte en promedio $150 pesos por hora o más, por otro lado, un servicio de mudanzas podría tener un costo promedio de $750 pesos. Es obvio que las mudanzas a larga distancia tienen un costo más elevado.

-Si no cuentas con alguna camioneta (o si cuentas con ella, pero requieres de más espacio), podrías considerar el alquiler de un camión y realizar la mudanza por tu parte,  con ayuda de familiares o amistades. Sin embargo, no es muy recomendable si llevas cosas delicadas, o que requieran de un profesional, ya que tus cosas pueden correr riesgos.

-Si tienes que transportar tu cama, sofá o cualquier otro objeto pesado, y te sientes abrumado, permite a un servicio de mudanzas que realicen el trabajo, lleva todo lo que te sea posible en este servicio. Generalmente, los trabajadores de mudanzas al cobrarte por hora (como lo mencioné antes), mientras más cosas transporten, menos tendrás que pagar.

Ahorra tiempo

La manera más eficiente de ahorrar tiempo,  es deshaciéndote de todo lo que no vayas a ocupar en tu nuevo departamento, así la mudanza será más sencilla, rápida y podrás organizar tu tiempo para acomodar tus pertenencias en tus días de descanso, por ejemplo, el fin de semana. Entre menos cosas, más tiempo y espacio tendrás, además de que no te agotaras tanto.

El proceso de mudanza, por lo general, toma un día, hablando del proceso de transportar tus pertenencias, y si no cuentas con muchas cosas, podría tardarte en promedio entre 1 y 2 días el realizar el acomodo de las mismas. Podría recomendarte que, pidas un viernes en tu trabajo, así tendrás el fin de semana para mudarte y dejar tu departamento perfecto.

El realizar una mudanza, no suele ser un proceso sencillo; pero podrá ser la oportunidad de eliminar de tu vida todo lo que ya no uses, al estilo Marie Kondo. No solo es para que tu mudanza sea más sencilla, también te servirá para que empieces de una manera ideal.

Primero te sugiero que  separes todo lo que tirarás, como apuntes, papeles viejos, cuadernos o revistas, éstos son materiales reciclables, así que ponlos aparte y también estarás apoyando al medio ambiente. Dile adiós a todo lo que esté roto o que no se pueda reciclar.

Desecha o dona todo lo que no uses en mínimo 6 meses, puedes hacerlo a asociaciones benéficas que se dediquen a esto, éstas podrán asistir a tu casa a recoger las prendas. Clasifica todo, dependiendo su uso, limpia los zapatos y lava la ropa, amarra los libros y listo. Comienza bien tu nueva etapa!

En tu primera mudanza aprovecha y desecha o dona todo lo que no uses en mínimo 6 meses, puedes hacerlo a asociaciones benéficas que se dediquen a esto.
En tu primera mudanza aprovecha y desecha o dona todo lo que no uses en mínimo 6 meses, puedes hacerlo a asociaciones benéficas que se dediquen a esto.

Contador de comentarios