toreo-2-cln

¿Cómo mantenerte concentrado toda la semana? (parte 2)

En nuestra nota anterior hablábamos sobre los horarios de trabajo y como mantenerte al margen de las expectativas propias y laborares. Mencionábamos que las 8 horas laborales diarias pueden cumplirse manteniendo una buena productividad si sabemos como mantenernos concentrados, interesados y contentos en nuestro trabajo.

También hablamos sobre la resistencia, una “fuerza” que nos impide cumplir con nuestros objetivos y nos decía del camino de las cosas que tenemos que hacer. La resistencia puede vencerse y nos es cuestión de inspiración o algún estado de ánimo, si no de disciplina. Y es por eso que en la segunda parte de este artículo te compartiremos nuevos consejos que te ayudarán a ganar definitivamente la batalla contra la resistencia y ser más productivo en tu trabajo. La idea es poder mantenerse concentrado toda la semana  laboral sin perder la cordura:
0010957507
– Ten alguna bebida a la mano.
Trabajar puede convertirse en una actividad que disfrutemos mucho si sabemos hacerlo correctamente. Tener una bebida acompañándote en tus horas laborales puede ayudarte mucho a mantener tu ánimo arriba, y hay bebidas en particular que pueden darnos esa fuerza extra. Ya sea por que sus ingredientes realmente provocan un efecto en nosotros o por un efecto placebo, siempre tener una bebida a la mano ayuda a mejorar nuestra productividad. Puede parecer difícil de creer, pero es absolutamente cierto. Bebidas como el café, en dosis moderadas puede ayudar a mejorar la concentración, especialmente si te encuentras cansado o con sueño.
– Mantén tu trabajo en el trabajo.
Además de los pequeños descanso que puedes y debes tomar a lo largo del día, alejarse parcialmente del ambiente laborar el como recargar pilas. Aprovecha los fines de semana para realizar actividades que disfrutes y no tengan ninguna relación con tu trabajo. Unas vacaciones cortas, por lo menos una vez al año son indispensables para la productividad de cualquier trabajador, en cualquier rama.
– Entrena a tu mente.
Las personas que tienen mayor dificultad en concentrarse, muchas veces desconocen las grandes capacidades de su cerebro y no saben que su mente puede entrenarse y tener “self aware” de las situaciones que están provocando distracciones constantes. La mente puede concentrarse en 3 cosas al mismo tiempo, no más. Cuando estamos realizando alguna actividad y no podemos concentrarnos en ella, tenemos que pensar cuáles son esas 3 cosas en las que nuestra mente se esta concentrando que no nos permite ponerle la atención debida a la labor que tenemos que realizar. Puede ser un ruido exterior o algún pensamiento que esta rondando nuestra mente lo que impide que nos concentremos. Identifica estos tres factores y elimínalos. De esta forma tu mente estará libre para usar todo su potencial en la labor que queremos atacar. Esto nos lleva a nuestro siguiente consejo:
– Busca un lugar cómodo y silencioso:
Mantener a tu mente concentrada en una actividad específica es primordial para mejorar la productividad, y para esto: un lugar cómo y silencioso puede ser la solución. Es sabido que el ruido ambiental como el que encontramos en oficinas con muchos empleados puede estimular la producción de una hormona de estrés llamada cortisol. Esta hormona desempata algunas funciones cerebrales que afectan la concentración.

Contador de comentarios