Cómo empacar toda tu ropa al mudarte

¿Cómo empacar toda tu ropa al mudarte?

El hacer una mudanza completa de tu casa, implica mucha organización y tomar en cuenta diversos factores. Un punto de suma importancia, es la ropa que usamos, la de nuestros hijos, esposo, etc.;  por esto, empacar todas nuestras prendas, es una de las tareas más tediosas, si no lo realizas de forma organizada y limpia, será mucho más difícil acomodarla en nuestro nuevo clóset. Esta labor debe ser lo más eficiente posible, encuentra aquí los mejores consejos para empacar toda tu ropa al mudarte; además de que así, ahorrarás espacio y el traslado puede ser fácil y rápido.

Mete todo tu clóset en el camión de mudanza

Una de nuestras recomendaciones, es contratar un servicio de mudanza con profesionales que se encarguen de proporcionarte un buen presupuesto, y que además se encarguen de casi todo, y sea ideal para tus necesidades. Sin embargo, aquí te dejamos diversos tips e ideas para empacar toda tu ropa de una forma mucho más ágil, ya que algunas veces, meter todo en nuestras maletas, no es suficiente.

Las principales cosas que necesitarás:

  • Las cajas del armario
  • Variadas cajas de cartón y de diferentes tamaños
  • Una cinta de embalaje
  • Marcadores
  • Algunas bolsas con sellado al vacío
  • Bolsas para basura
  • Etiquetas para organizar las cajas
  • Cuerdas elásticas o duras
  • Todas las maletas de viaje
  • Periódico

¿Cómo empacar toda tu ropa de forma ordenada?

  • Coloca todas tus prendas a la vista

Esto será mucho más fácil al momento de organizarla, ya sea mejor en bolsas o cajas. Separa toda la ropa que más usas, o la que vayas a necesitar en cualquier momento, uniformes, camisas para ir al trabajo, etc., procura separarlas por prioridad, así evitarás sacar todo de nuevo, por buscar una en específico.

  • No empaques la ropa que ya no vas a utilizar.

Este es el momento perfecto para deshacerte, vender, o donar, toda la ropa que esté vieja, rota, o la simplemente ya no usas, ni lo harás. Recuerda que es la mejor oportunidad de hacer una buena limpieza y empezar bien y sin cosas que sólo se acumulan y quitan espacio.

  1. Utiliza las prendas viejas, o bien, otras como toallas, trapos, etc., con éstas podrás empacar o embalar los objetos más frágiles, por ejemplo; vajillas, cristalería, porcelana, entre otras.
  2. Separa todo y coloca etiquetas, divide en cajas o bolsas, toda la ropa por temporadas, de uso diario, ropa interior, a quién pertenece, y en que parte de la nueva casa serán colocados. Esto sin duda alguna, te facilitará muchísimo la organización y todo el proceso de guardado. 
  3. Deja la ropa ligera en los muebles, cómodas, o cajoneras que vayas a llevar a tu nuevo hogar.
Este es el momento perfecto para deshacerte, vender, o donar, toda la ropa que esté vieja, rota, o la simplemente ya no usas, ni lo harás.
Este es el momento perfecto para deshacerte, vender, o donar, toda la ropa que esté vieja, rota, o la simplemente ya no usas, ni lo harás.

Usa diferentes utensilios para empacar toda tu ropa en la mudanza o flete

Otra de nuestras recomendaciones, es que utilices diversas formatos de empaque, no sólo uses las maletas, en el momento de guardar toda la ropa, cobijas, calzado, etc., ya así será mucho más fácil de transportarlo, te ahorrara tiempo, y podrás hacerlo hasta en un solo viaje.

  • Utiliza las cajas pequeñas.

Muchas veces, el peso real de nuestra ropa puede ser engañoso, si usas cajas más grandes, a la hora de meterlas en el camión de mudanzas, podría costarte más espacio y dinero.

  • Usa las cajas del armario

Estas cajas son ideales para meter ahí los vestidos, trajes, camisas, o la ropa que suele ser más delicada. Los soportes de éstos, son especiales para este tipo de prendas, y más cuando tienen barras sujetas a las perchas. Así ahorrarás espacio.

  • Mete lo más que puedas en bolsas de plástico.

Si lo que necesitas, es una mudanza económica y de pocos viajes, un buen tip es empacar toda tu ropa que no suele arrugarse ni maltratarse tanto en bolsas de plástico. Mete todo lo que puedas en éstas, toallas, sabanas, suéteres, etc., ahorrarás espacio y viajes de traslado, que si lo haces en cajas grandes que ocuparán más lugar.

  • Ocupa las bolsas al vacío o de viaje.

Incluso, una de tus mejores opciones, es utilizar bolsas aspirables, éstas suelen ser muy prácticas cuando sales de viaje, y en este caso, mucho más. Lo único que necesitas, es meter la ropa en estas bolsas, para después quitarles todo el exceso de aire con tu aspiradora. Cabe mencionar, que sí, ocuparán menos espacio, sin embargo, la ropa se arrugara mucho. Así que para este recurso, te aconsejamos que las ocupes para la ropa vieja, ropa interior, o para la que no te importe que se arrugue.

Un buen tip es empacar toda tu ropa que no suele arrugarse ni maltratarse tanto en bolsas de plástico.
Un buen tip es empacar toda tu ropa que no suele arrugarse ni maltratarse tanto es en bolsas de plástico.

Consejos para cuidar tu ropa en los traslados 

  1. Mete los objetos más pesados hasta el fondo de las cajas y los más ligeros colócalos en la encima.
  2. Utiliza papel absorbente (de cocina), u otras telas o trapos con los que puedas separar y proteger las prendas más delicadas.
  3. Empaca independiente toda tu ropa limpia y seca, de la sucia, así vas a evitar que se produzcan malos olores o de humedad cuando las vayas a usar en un futuro.
  4. Empaca por separado los zapatos, en cajas diferentes a la ropa, así ésta no se ensuciará. También puedes utilizar las cajas originales de éstos, o sino mételos en bolsas.
  5. Si tienes sombreros, intenta guárdalos en cajas grandes y separadas a lo demás, principalmente para que no se doblen o ensucien.
  6. Te recomendamos colocar algún tipo de repelente para insectos en tus cajas, las limpies antes de meter tus cosas, sobre todo si estas van a permanecer empacadas por un largo tiempo. Recuerda que las arañas, cucarachas, hormigas y otros bichos en general, suelen vivir entre las cajas cálidas. Seguramente podrás comprar y conseguir un repelente y que sea especial para ropa.
  7. Procura usar colocar dos cajas cuando coloques los objetos más pesados. Es aconsejable que coloques una caja pequeña con las cosas más pesadas, dentro de una un poco más grande. De esta forma, será mucho más fácil de transportar y principalmente, evitarás que se rompa o desarme, poniendo en riesgo tus objetos de valor.

Contador de comentarios