acumulador

El acumulador compulsivo y el espacio

Un acumulador compulsivo, es la tendencia de la acumulación de artículos de manera deseable, a esta persona no le importa de ninguna manera que esta acumulación, estorbe y sea tan exagerada, que influya en el estilo de vida de la persona; aunque cabe destacar que mantener un trato con una persona que tenga algún comportamiento diferente al nuestro, es de lo más común en la vida, y es que si todas las personas fueran iguales y tuvieran el mismo pensamiento, pues no seriamos diferentes, y es que cada persona tiene el derecho de pensar y hacer las cosas que crean apropiadas, mientras que no arremetan con la ley o con otra persona. ¿Cómo lidiar con alguien que no quiere deshacerse de sus cosas porque piensa que todas son útiles (aunque no lo sean)?

¿Conoces a algún acumulador compulsivo?

Se considera un trastorno, y solo se presenta en adultos, los niños pueden tener un comportamiento similar, pero el no tener un poder de compra y decisión, este síndrome no puede avanzar en niños, es por ello que se considera que del 2% al 5% de los adultos puedan sufrir algún trastorno de acumulación compulsiva de objetos. El principal problema que pueden presentar las personas que tienen esta patología, es que acumulan productos que no tienen sentido obtenerlos, dependiendo del agrado y el gusto, acumulan tantos objetos, que su estilo de vida puede decaer, a tal punto de que su hogar es su primer almacén, y tener objetos desde la cocina hasta el baño es normal en el comportamiento de los acumuladores compulsivos.

Es normal que las personas que tengan este tipo de comportamientos o patología, sean solitarios, y como solitarios, vivan solos, en su defecto sean solteros, o divorciados por motivo del comportamiento que estos puedan tener a lo largo de su vida, y aunque el síndrome de acumulación compulsiva aparezca en edades después de la adolescencia, luego de compartir experiencias con otras personas, se dan cuenta que tienen un comportamiento diferente, gustos diferentes y quieren satisfacer necesidades diferentes. Comúnmente el acumulador compulsivo puede trasmitir su comportamiento cuando vive con otra persona, ya que el comportamiento puede ser bien visto y una vez que el pensamiento pueda entender que es un buen acto y no refleja ningún daño hacia nadie y sea legal, puede ser bien visto por la persona, pero es una realidad que este síndrome esté presente en 1 de cada 50 personas pero con el pasar del tiempo, esta relación ha cambiado a 1 de cada 20 personas sufran de síndrome de acumulación compulsiva, y es por ello que es necesario comprender cuál es su pensamiento, y cual es estilo de vida.

A diferencia de los coleccionistas, que tienen una pasión y un deseo de tener una serie de objetos antiguos o con valor, o en su defecto, colecciones de cualquier tipo de objetos, lo tienen ordenados, y lo mantienen limpio, y saben cuál es el significado que este pueda tener. Por otra parte los acumuladores compulsivos, atraen cualquier objeto que sea de su agrado, y lo colocan en algún lugar que crean que sea buen visto desde su punto de vista, pero lo que causan es que llenan un espacio de productos que no son útiles, y a diferencia que un coleccionista tiene una inversión o productos de valor tanto monetario como comercial, los acumuladores compulsivos, simplemente tienen objetos hasta en estado terminal, que puedan encontrar en la calle, basureros, tiraderos o en su defecto son regalados por otras personas.

Por consiguiente, es necesario conocer las características de un acumulador compulsivo, y para saber cuándo toparse con alguno, o en su defecto quizás puedas conocer a alguien con los siguientes aspectos:

  • Dificultad para desprenderse de los objetos

Solo se concentran en tener y abastecerse de artículos que pueden que satisfaga su necesidad, pero en realidad, son objetos que no tienen o no cumplen ningún tipo de uso, o en su defecto artículos que estorban. Al momento de indicarles que deben botarlos o dejarlos, el acumulador compulsivo se rehúsa a tal respuesta, y se niega rotundamente a desprenderse de todos sus objetos.

  • Desorden en su hogar, oficina, almacén o recamara

Encontrar un montón de artículos, que dificulten el espacio, la posibilidad de andar cómodamente en cualquier instalación, es un indicio de que existe un acumulador compulsivo, y es que no le importa tener problemas de espacio, con tal de tener artículos que intenten satisfacer sus necesidades.

  • Perdida frecuentes de documentos o dinero tras el desorden

Suele suceder que documentos importantes, como dinero, facturas empiecen a perderse tras el desorden que se obtiene como recinto, oficina, o lugar donde el acumulador compulsivo se encuentre, debido a que tantos objetos, pueden ocultar cualquier documento importante, y por la cantidad de objetos que se encuentran en el sitio, se dificulta encontrarlo con facilidad.

  • Sensación de ahogo tras la cantidad de objetos en un sitio determinado

No poder estar tranquilo, es normal para un acumulador compulsivo, debido a que la preocupación por el cambio de vida que han podido experimentar, pueden presentar sensaciones de ahogo o agobio por motivo de la cantidad de objetos que han podido degradar su calidad de vida.

  • Suelen comprar cosas en ofertas o por que piense que son útiles

Encontrarse en la ciudad, y pasar por una tienda y pensar que un objeto es útil, es normal, pero otra cosa es pensar que todo está en oferta, y que es útil acumular objetos que se encuentren en bajos precios y no representen una necesidad latente para el acumulador compulsivo, por ejemplo unas prendas de ropa pueden ser normal, pero en caso de que este ya tenga muebles, conseguir otros en oferta, y colocarlos en el mismo recibo, puede ser un indicio de que sea un acumulador compulsivo.

  • No invita a familiares o amigos a su hogar por vergüenza

El acumulador compulsivo sabe que está haciendo un mal acto, o no por lo menos, lo debido, pero siempre saben que no es bien visto sus actos de acumulación compulsiva, y es por ello que sienten pena o vergüenza tener invitados en su hogar, si se encuentra desordenado, y es que no pueden ordenarlo, debido a que son tantos objetos que se vuelve inútil e inservible.

Con estas características, rápidamente podemos notar la presencia de un acumulador compulsivo, y si es tu caso conocer alguno, no es un peligro, o es una persona peligrosa, simplemente presentan un comportamiento diferente, y con solo reconocerlo basta para entender por qué se comportan de esa manera. Aunque puede ser un síndrome o una patología, tendría que evaluar el comportamiento de manera profunda, para ver hasta qué punto pueda el acumulador compulsivo sacrificar su calidad de vida, solo por tener una pasión o satisfacción por acumular o tener cantidades de objetos o productos que no tengan ningún tipo de sentido, que solo el acumulador pueda entender.

Si hay algo que hay que tener en cuenta, es que entre un acumulador compulsivo y un comprador compulsivo, existen muchas diferencias, y es que sabemos que ambos son compulsivos, es decir, actúan por momentos y de manera extremista, pero por diferencia, el comprador compulsivo tiende a tener poder adquisitivo diferente al acumulador compulsivo, pues el comprador compulsivo, compra artículos que ya tiene y puede tener cualquier tipo de precios, y puede llegar a sacrificar el patrimonio que represente sus ahorros, por otra parte, el acumulador compulsivo, aprovecha ofertas, y acumula artículos por su frecuencia de tamaño grande, de tal manera que ocupa un espacio mucho mayor, que el que pueda ocupar el comprador compulsivo.

Conocer la diferencia es muy importante, debido a que ambos tienen un comportamiento similar, y pueden confundirse en ciertos aspectos, pero pueden juzgarse de mala manera, un comportamiento más peligroso que otro, como es el caso del comprador compulsivo ya que juega con los ahorros o la capacidad de compra que este pueda tener. Lo cierto es que para los acumuladores compulsivos, se les puede tratar medicamente, a través de estudios para descartar que sufran algún trastorno o problema a nivel mental, luego de conocer el comportamiento del mismo, a través de expertos en psicología se pueda tratar este tipo de complicaciones de manera médica.

Si es tu caso, ser un acumulador compulsivo, aun sabiendo que la posibilidad de que existan muchas personas con este comportamiento, optar por un servicio de storage o minibodega personal es una excelente opción, poder acumular sin limitaciones la cantidad de objetos que se crean necesarios, y no sacrificar la calidad de vida, es la mejor manera de comportarse como un acumulador compulsivo, ya que estas empresas ofrecen servicios de almacenaje por mts2 y puedes alquilar los almacenes que sean necesarios para acumular cualquier cantidad de objetos que se crean necesarios para satisfacer la necesidad latente.

En conclusión, conocer a un acumulador compulsivo, no es un gran problema, este puede ser un gran amigo, compañero, pareja, padres, hijos o un simple conocido, pero saber que su comportamiento puede ser un trastorno, es comprensible saber por qué lo hace, darle consejos pueden a veces ser ofensivos o mal recibidos, pero si pueden ser guiados por un buen camino teniendo una buena metodología para hacerlo, y si es posible convencer para que obtengan un servicio de storage o minibodega es la mejor opción que tiene un acumulador compulsivo.

Si conoces a uno, o es tu caso… en Multibodegas tenemos el espacio que necesitas. Tenemos una sucursal muy cerca de ti.

Contador de comentarios