Modern-Work-Space-9

12 hábitos que debes eliminar para mejorar tu productividad este 2016 (2)

En este artículo queremos mostrar situaciones que la mayoría de las personas que trabajan, ya sea en una oficina, un punto de venta, etc, experimenten día con día.

Queremos ayudar a identificar los hábitos que entorpecen nuestra concentración e interrumpen el flujo de producción. Al haber identificado estos hábitos o patrones, queremos plantear soluciones o alternativas que pueden ayudar a mejorar no solo la productividad, si no la experiencia completa de trabajar.

Algunos de estos consejos requieren realizar algún cambio drástico en nuestros hábitos, pero nos otorgarán grandes beneficios, otros consejos solo requieren de tomar una pequeña decisión para generar grandes cambios.
Recuerda que generar un hábito puede lograrse en 21 días, repitiendo la misma acción, así es que es un buen momento para descartar los malos hábitos y suplirlos por otros que te mejoren tu productividad desde ese momento en adelante. Así llegamos al primer mal hábito a eliminar de ésta segunda parte.
Co1
Este artículo es la segunda parte de una nota, si quieres leer la primera parte, da click a este enlace. 

Estar sentado todo el día

 
Esto definitivamente no puede ser bueno. Si la jornada laboral dura 8 horas, estar todo este tiempo en la misma posición no solo es una tortura para tu cuerpo, también para tu mente. Aquí hay una idea muy buena que puede ayudarte a romper con este mal hábito: Realiza juntas caminando.
Así lo sugiere Nilofer Merchar, buisness consultan y conferencista de TED Talks. Ella recomienda que olvidemos las salas de juntas y las largas conferencias sentados donde uno habla y los demás escuchan. En lugar de esto, ella recomienda realizar caminatas largas y discutir los temas importantes. “Te sorprendería como el aire fresco provoca ideas frescas, y ayuda a tener una nueva perspectiva más completa”

Posponer la alarma des despertador

 
Hay ciencia detrás de la razón por la cuál posponer la alarma del despertador es un mal hábito que puede afectar tu desempeño durante el día. Podría parecer que esos 10 minutos extras que puedes darte el lujo de seguir durmiendo te ayudan a tener un poco de descanso extra, pero la verdad es que esto afecta más de lo que puede ayudar.
La razón es por que cuando te despiertas en la mañana, tu sistema endocrinólogo empieza a liberar hormonas de alerta que te ayudan a prepararte para tu día.  Si en ese momento decides volver a dormir, estas retrasando este proceso. Además, para lograr tener un sueño reparador en el que verdaderamente estés descansando, necesitas un nivel de sueño profundo que es inalcanzable en los 10 minutos que te otorgas de prórroga.
Dormir bien y lo suficiente esta comprobado que potencialidad tu poder de productividad, felicidad, toma de decisiones, y desbloqueo de buena ideas. Lo que debes de hacer es planear tus horas de sueño e irte a dormir a tiempo para despertar descansado.
business-people-in-modern-office

Planear de más

 
Te puede parecer extraño, pero tener todo tu día planeado meticulosamente puede no ser una muy buena idea. La planeación de día puede llegar a ser poco productiva, pues va a ser muy complicado que cumplas con tus expectativas. Ningún día es igual a otro y la mayoría de las veces las cosas no salen como las tenías planeadas. En vez de hacer un plan exhaustivo para todo el día, que después al menor cambio tendrás que reestructurar; mejor planea solamente 5 horas de trabajo real y deja que el día fluya con libertad. De esta forma tendrás la opción de ser flexible con el resto de tu día.

Planear de menos

Tal vez planear tu día, cada día no sea una muy buena idea, pero para proyectos a largo plazo si lo es. Si cuentas con objetivos a cumplir ya sea mensual, bimestral, o anualmente; es importante que tengas preparado un plan de trabajo que te lleve a completar tu tarea en el tiempo determinado. Planear estos proyectos con anticipación es muy importante, pues tratar de llegar al final de un proyecto en el que se esta trabajando desde la mitad del proceso puede ser completamente frustrante e improductivo.
Lo primero que deberás hacer es plantear tus objetivos claramente y determinar que es lo que quieres que ti resultado final sea, entonces plantearas una serie de pasos a cumplir para ti mismo. Cuando estés a la mitad del camino, podrás revisar tu trabajo y asegurarte que avance adecuadamente, o realizar ajustes si se requiero, pero ya teniendo una perspectiva completa de lo que se quiere lograr.

Tener el celular junto a ti cuando duermes

Sabemos que el celular ya no es un lujo ni un simple medio de comunicación. El celular ya forma parte de quienes somos y de nuestra sociedad en conjunto. El acceso a internet al alcance de tu mano, en cualquier momento han catapultado a nuestra sociedad hacia una nueva era de conocimiento donde las personas pueden aprender sobre el tema que más les interese, pero esa es otra historia.
Sabemos que necesitas tener tu celular cerca cuando duermes, ya sea por la alarma o para estar pendiente por alguna llamada de emergencia. Bueno, pues tal vez quieras reconsiderarlo.
Los celulares y tabletas generan una luz llamada luz azul, y algunos estudios han determinado que esta luz puede dañar la visión, y reducir la producción de melatonina, una hormona que ayuda a regular el ciclo del sueño. Si esto sucede, los niveles bajos de melatoninan pueden propiciar depresión. Lo mejor es dejar el celular en un escritorio o mesa alejado del lugar donde duermes y así dedicar el tiempo de descanso, a descansar.

Perfeccionismo

Mantener estándares demasiado altos puede ser muy perjudicial para nuestro rendimiento en el trabajo. En muchas ocaciones, la procrastinación sucede por una especie de miedo a que las cosas no salgan como queremos. El autor Alain de Botton decía que solamente podemos empezar a trabajar cuando e miedo a no hacer nada super al miedo de no hacer las cosas bien.
Si lo pensamos bien, tiene sentido. No esperes que todo sea perfecto, dedicarle el tiempo necesario a algún objetivo y la practica creará un maestro. Quizá las primeras 20 veces que lo hagas no será ni cercano a perfecto; pero quizás al intento número 21 te acerques bastante.
La única forma de superar la dilación es abandonar el perfeccionismo.
¿Ha sido de ayuda alguno de estos consejos?
En la sección de comentarios puedes escribir cuáles son los hábitos que han afectado tu trabajo, y como los has superado, o como podrías superarlos.

Contador de comentarios